Moda de la cabeza a los píes.

Se llama Flossy y es una marca de calzado que se fabrica muy cerquita de Pamplona, concretamente en Arnedo y que va a “pegar” este verano en los ambientes más cool. Si eres y te sientes diferente échales un ojo, y fíchalas ya para los próximos festivales que se avecinan, o para los paseítos vespertinos por la playa. Sin duda serás el centro de todas las miradas, pero aparte de ello lo mejor es que no necesitas desembolsar mucha pasta para comprar este calzado trendsetter de Flossy. Aunque no es este el mayor de sus atractivos, si que aúna varios factores, simplicidad, comodidad, originalidad, diseño, para convertirse en un éxito de la llamada moda “anti-lujo” tan seguida por los hipster, donde prima el aspecto austero, espartano y básico.  

La marca riojana Flossy se ha reinventado con su modelo de playeras de toda la vida llamado Plimsolls dándoles una nueva existencia con unos creativos y coloridos diseños, los cuales hay para todos los gustos, de rayas marineras, de leopardo, cebra, los tan de moda estampados florales… Este veraniego calzado unisex está siendo la sensación en  los fashion vicitim de U.K. e incluso se deja ver en los ambientes más elitistas, con Catherine Middleton a la cabeza. En nuestro país la modelo y actriz Mireia Canalda, Mar Flores y la también modelo Noelia López se han hecho eco de esta cómoda tendencia y ya se les ha fotografiado con las Plimsolls. Entre el público masculino algunos reyes del menstyle estatal como Alberto Ortiz Rey, o Pelayo Diaz, ya las lucen como un complemento más en sus posados de street style.
Tampoco ha sido ajena Flossy a la tendencia de las zapas de abuelo o jubilado, que ya el verano pasado empezaron a ser un atisbo entre la “cool people”, copando espacio al calzado veraniego de yute, o alpargatas, a las avarcas mallorquinas, hawainas y demás… Y la verdad que han sacado unos modelos muy chulos siguiendo tan clásica línea, que bautizan con el nombre de trenza.

Afeitado Perfecto, Clasico y Vintage

Hola caballeros de Pamplona como sois muchos los que continuamente me pedís consejo en la peluquería acerca de realizar un mejor afeitado, más apurado y sin las habituales y temidas irritaciones, y a todos os prometo que lo escribiré más detalladamente en el blog, pues ale, vamos a ello; Lo primero que aconsejo siempre es que os dejéis de espumas, geles y demás, por muy bonito que sea el envase y los publiciten como la repera para las pieles sensibles. Lo mejor para evitar la irritación, para ablandar la barba, deslizar la cuchilla y para que la piel quede bien hidratada, es pasarse a un buen jabón de afeitar con brocha, sí, brocha y jabón, lo de toda la vida es lo que mejor funciona, quizás requiere un poquito más de tiempo pero además de ganar en la calidad de afeitado, éste será mucho más placentero. Por cierto será fácil que os enganche todo este ritual y poco a poco os vayáis adentrado en todo lo relacionando con el afeitado clásico (el cuál seguidamente explicaré en qué consiste). No os hablaré aquí de ninguna marca en concreto, que aunque tengo mis preferencias no es mi pretensión hacer publicidad gratuita. Además para empezar y si no os queréis gastar dinero podéis haceros con cualquier crema o stick de los que se venden en los supermercados, la calidad no es muy buena, pero pese a ello notaréis bastante diferencia respecto a las espumas y geles habituales, aparte de que su precio es ridículo.
Referente a las brochas de afeitar las hay de muchos tipos, y me daría para escribir varios post acerca de sus diferencias. Pero la primera clasificación es por su tipo de pelo: las hay sintéticas, de pelo de tejón, de pelo de caballo, y las de pelo de cerda que están fabricadas con el pelo de cerdos y/o jabalís. También hay brochas cuyo pelo se compone de una mezcla de los anteriormente citados. Los precios de las brochas son muy dispares dependido cómo es lógico de su calidad y marca, más allá del tipo del pelo del que están fabricadas. Habiéndolas incluso de más de 100 €. Al respecto yo sí que suelo aconsejar una para empezar, la brocha de la marca Wilkinson. Ya que aparte de que se puede encontrar en algunos supermercados, es barata, pues cuesta en torno a los 7/8 € y va bastante bien. Esta brocha es supuestamente de pelo de tejón, aunque yo pienso que éste es sintético. También tenéis otras opciones como la brocha de la marca Omega modelo 31052, que es de pelo de cerda, va de lujo y cuesta entorno a los 10 €. O decantaros por las brochas de cerda de la marca Semogue, que todas son fantástica y están muy bien de precio. Por sólo 9,50 € puedes comprar la Semogue modelo 1460. Ambas marcas las encontraras en comercios especializados y en el caso de la marca Omega también en el Corte Inglés.
Otro consejo que os vendrá de perlas para conseguir un mejor afeitado es la utilización de un producto pre-afeitado, que se aplica en la cara con un ligero masaje antes de proceder al espumado con la brocha, una vez se haya humedecido bien la cara con agua caliente. Los productos pre-afeitado suelen ser mayoritariamente aceites, compuestos por una mezcla de distintos aceites esenciales, aunque también los hay en cremas. Básicamente su función principal es hidratar la piel, humectar la barba y hacer que deslice mejor la cuchilla. Si los pruebas verás que la mejora es sustancial, más aún si tu piel es seca. No hablaré aquí de marcas, si queréis que os aconseje algunos que a mí me gustan, os lo comento en privado. Pero para terminar un afeitado perfecto, y evitar la posterior aparición de los tediosos granillos, aquí va otro de los imprescindibles productos del afeitado clásico, la pierda de alumbre, su uso es sencillo, se humedece y se pasa por la cara antes de aplicar el after shave. Quizá a algunos les produzca una sensación de escozor o ligero quemazón mientras la aplican, pero luego deja la cara muy tersa y lisa, y seguro que os gusta.
Ale y casi sin quererlo ya conocéis un poco más de cerca de algunos aspectos del afeitado clásico, no hay nada como lo de antes se suele decir, y la verdad que en lo que al afeitado se refiere sí que es cierto. Por eso yo siempre os animo a probar el afeitado clásico de verdad, sí, no tengáis miedo a pasaros sin dilación a las maquinillas de toda la vida (la que aparece en la fotografía), los beneficios son múltiples, y es que no hay nada para afeitarse como una chuchilla de las de siempre , cortan más e irritan menos. Podéis probar también a afeitaros con estas mismas cuchillas puestas en las shavettes o navajas de peluquero, pero eso si que requiere técnica y al principio es inevitable que os hagáis algún cortecillo. To be continued, en el siguiente post.

peluquería hombres Pamplona

Si buscas una peluquería de hombres en Pamplona has acertado, te aseguro que en Tximak vas a encontrar todo cuanto necesitas y andas buscando. Un ambiente exclusivo y diferenciado para caballeros, donde tu estancia será de lo más agradable y cómoda. Un trato cercano y exquisito, nuestra premisa principal es satisfacer tus necesidades para que tu visita a la peluquería sea una grata experiencia, sacando además el máximo partido a tu cabello. ¿Te gusta cortarte el pelo en un ambiente masculino? ¿Prefieres cortarte el pelo sin escuchar cotilleos marujas y de la prensa rosa? ¿Eliges a peluqueros hombres a la hora de cortarte tu cabello? Entonces Tximak es tu peluquería de hombre en Pamplona.

Asimismo en Tximak Peluqueros, tu peluquería de hombres de Pamplona, te garantizamos no tener que aguardar esperas ya que si algo nos gusta es ser puntuales con las citas. Estamos en el barrio de la Milagrosa, justo al lado de la Avd. Zaragoza de Pamplona, por si no lo sabías, decirte que puedes aparcar en la misma puerta de la peluquería, y además si vienes al medio día no tendrás que pagar la zona azul.

Siempre estamos en constante formación para ofrecerte las últimas tendencias de moda, algo que además nos apasiona. Pero sin perder nuestra esencia, legado dejado por los maestros barberos, ya que nuestra base está fundamentada en el arte de la barbería clásica y la peluquería de caballeros de toda la vida. Donde el corte a peine y tijera (puliendo y esculpiendo los cabellos, las nucas, las patillas, exacerbada y casi obsesivamente cual prodigiosa  escultura) y el manejo de la navaja en sus diferentes formas, son la base fundamental. Y es que todo corte de caballero que se precie debería de cumplir estas premisas, algo que hoy se está perdiendo, debido a múltiples aspectos. Uno de ellos se debe a que el arte de la barbería no se enseña en las academias, también es consecuencia de que en las peluquerías mixtas desde siempre se ha primado el corte de mujer. El corte de pelo de hombres para que esté bien realizado necesita de una depurada y pulida técnica, que entre otras cosas requiere un determinado tiempo de ejecución, algo que jamás podrán ofrecerte las peluquerías baratas, las franquicias de corte exprés y las peluquerías de un centro comercial.


Son ya 13 años los que llevamos cuidando las cabelleras de los hombres en Pamplona, los cuales nos han servido para afianzar una fiel clientela que es nuestra garantía y la mejor publicidad que podemos tener. Muchos de estos clientes son hoy nuestros amigos, después de la amistad forjada tras todos estos años. Clientes que nos siguen pese a vivir en diferentes barrios, o pueblos. Por aquel entonces muchos de ellos eran estudiantes de universidad que vivían en el barrio, a algunos de ellos les hemos peinado para su boda, y ahora son ya padres que nos traen a sus retoños para que los pongamos elegantes. A otros los traían sus padres o madres a la pelu cuando eran críos, a los cuales hemos visto crecer y ya son adultos. Tristemente, fruto de los avatares de esta vida, algunos de los más mayores nos han dejado, eso sí quedando para siempre en nuestro recuerdo. ¡Qué emotivas e interesantes anécdotas siempre nos dejan nuestros mayores! Y es que nunca me cansaré de decir lo gratificante que es esta profesión de peluquero, enriqueciéndote con las relaciones humanas y experiencias particulares.



Corte de pelo hipster

Lo primero agradecer la acogida del pasado post acerca de los hipster en las redes sociales, decir que estoy muy contento y por ello hoy seguiré tratando la temática. Hoy os presentaré un corte de pelo hipster de hombre que realicé a Eder el otro día. Eder es gasteiztarra y el perfecto ejemplo de hipster, a punto de terminar la carrera de arquitectura, es fotógrafo freelance, y saca una buena pasta realizando imágenes en 3d. Como sabéis los hipster, son adictos a internet y las redes sociales, y es de este modo, buscando una barbería y barberos en Pamplona cómo nos encontró, eligiéndonos (tras ver algunas imágenes) para “tunearse” su tupida y poblada barba, y ya de paso hacerse un buen corte de pelo actual y moderno.
La premisa antes de hacer este corte de pelo hipster, era que fuese fácil de peinar (más bien despeinar) y mantener ese aspecto desaliñado. Eder tiene el pelo ondulado y venía con un corte de largura media, y unas buenas greñas. Por lo tanto, no le podía hacer un corte oldschool o un corte pompadur, ya que estos requieren una buena dosis de pomada y unas cuantas pasadas de peine. Así que siguiendo la última tendencia opte por hacer una nuca muy corta, que se diferenciase con la coronilla, la cual dejé bastante más larga, dándole una forma cóncava y voluminosa, para que sin falta de peinar, ya se viese un corte estiloso, aparte dando la opción de poderla despeinar fácilmente con las manos , simplemente revolviendo el pelo en las zonas del remolino. Los laterales los hice desconectados, un lado lo hice corto y el otro lo deje un pelin más largo a la par que muy descargado para poder peinar algunos mechones de cabello hacia la cara. En la zona alta de la cabeza mantuve bastante largura con el fin de que no se viese un pelo muy corto, y deje un flequillo desconectado hacia un lado.

Para peinar este corte de pelo hipster el producto ideal es el Dus It de la marca schwarzkopf, unos polvos texturizantes y matificantes, que aparte de servir para despeinar el pelo aportar volumen, otorgando un aspecto mate al cabello. Se utilizan una vez el pelo está seco, y permiten al pelo darle forma y remoldealdo durante todo el día. Cómo anécdota nos contaba Eder que su novia siempre le decía que se afeitase la barba, pero ahora que ella reside en Madrid y se ha topado de lleno con la moda hipster y las barbas, le espeta que ni se le ocurra afeitar la barba. Ayyyy lo que hacen las modas…



Todo acerca de lo Hipster y los Hipster

Lo hipster y los hipster con sus barbas están de moda, y también en Pamplona cada vez son más los seguidores de esta moda o tendencia, que en realidad es para algunos un verdadero modo de vida. Pero, ¿qué es lo hipster, y quiénes son los hipster? puede que tú te preguntes. Como tal el término hipster se empezó a acuñar allá por los años 40, no teniendo nada que ver con el significado y las connotaciones que hoy en día tiene. La palabra hipster ha mutado, pues es en un principio era así cómo se definía en EEUU a todos aquellos seguidores del Nu Jazz y la emergente subcultura afroamericana de los años 40. Hoy los hipster son los nuevos modernos, bohemios y alternativos, que huyen de todo lo que huela a mainstream, siendo seguidores de las nuevas tendencias de moda y tecnología. Jóvenes urbanitas que quieren marcar sus diferencias con el resto de mortales, rechazando todo lo común y establecido. Gente culta sobretodo musicalmente hablando, que devora libros de su editorial favorita, Blackie Books; y está al tanto de todas las publicaciones de revistas como Wallpaper, AnOther, Vice, Neo2, AD- Architectural Digest, Tendencias fahsion mag, o Vanity Fair. Gente que nunca se pierde las últimas novedades del cine alternativo, teniendo como referentes a los directores de cine Wes Anderson y Jean Pierre Jeunet. Acerca de series televisivas, sus iconos son Mad Men o Bored to Deaath.

Los hisper, o también conocidos como bohos (hippies-bohemios) representan austeridad, y ésta se ve reflejada en sus peinados y vestimenta. Las chicas lucen melenas largas de aspecto descuidado y en cuanto al color su tendencia son las mechas degradadas y difuminadas, atrás quedaron ya las manidas mechas californianas. Los hombres se decantan o bien por el pelo largo y recogido en un moñete alto, o bien por el pelo corto de estilo retro-old school, con nucas y sienes muy cortas y perfectamente degradadas, y peinados a raya bien definida. También los peinados rockabilly  o “pompadur” hacen furor entre el público masculino. Todo hombre hipster que se precie deberá lucir una incipiente y poblada barba, o en su defecto un buen mostacho, si es ya al estilo Dalí, será lo más de lo más. En cuanto a la vestimenta, será difícil quien no conozca la indumentaria típicamente hipster, dado que basta echar un ojo a las ultimas colecciones de Zara, Pull&Wear, o Bershka, para darse cuenta de lo que estamos hablando. Siempre omnipresentes estarán los pantalones tipo Skinny, las camisas de cuadros tipo leñador, o tejanas,, y las camisetas con motivos y leyendas originales. Sudaderas con capucha, abrigos largos, o de estilo militar… bufandas extra largas, gorros, sombreros, gorras snapback, etc. Las mujeres con sus habituales labios rojos pintados, serán fans de los vestidos con motivos florales rollo hippy, haciendo furor también los entallados, rollo los de las décadas de los 60 y 70. Son siempre imprescindibles en ambos sexos las gafas de pasta y las Rayban Wayfarer.  El hombre dentro de su aspecto cuidado-descuidado, por el contrario, deberá lucir parte de la indumentaria típicamente gentleman, siendo imprescindibles alguna de estas prendas: tirantes, chalecos, pajarita y corbata. Claro está, todo con aire reto y vintage, por eso este tipo de tiendas son muy visitadas. En Madrid las Lotta, Magpie, Pepita is dead, Corachán y Delgado, están haciendo el agosto. En cuanto a las firmas nacionales de ropa hipster por excelencia cabe citar a: Eduardo Rivera, ropa de gran estilo y muy muy hipster, aunque para los bolsillos más pudientes; Garcia Madrid, El Ganso, y Tenkey son otras de ellas.

Los hipster se dedican preferentemente a profesiones artísticas y vinculadas a la creatividad, algunos son freelance. Optan por un modo de vida afín a lo eco y al vegetarianismo, una opción perfecta por lo saludable, pero pienso que este modo de vida debería adoptarse más por convicción que por parecer snob. Donde germine un verdadero sentimiento de amor a los animales, con la convicción de que no es necesario sacrificar a éstos, con el sufrimiento que ello conlleva, para alimentarse. Un hipster vivirá en viviendas tipo loft, y en pisos o casas que rehabilita a su gusto, demostrando su buen gusto y hacer en decoración. Huirá del típico piso de protección y de la hipoteca a 35 años. Prefiriendo los barrios del casco histórico, y de los más céntricos de las ciudades. En Pamplona el barrio hipster por antonomasia es lo viejo. En Valencia están Ruzafa, y Benimaquelt. En Vigo me sorprendió el rollo moderno, bohemio y artístico que se respira en el Barrio Alto. Y en Madrid o Barcelona seguro que ya sabéis donde están los más modernos hipster, en los barrios de Antón Martin, Malasaña y Lavapiés de la capital. Y en San Antoni y el Born en Barna. Para moverse por la city hace tiempo que dejaron las vespas para cambiarse a las bicis, preferentemente las fixed, o fixie.
El auténtico y verdadero hipster, es de espíritu independiente y nunca se reconocerá como tal. Ya que él en verdad está por encima de seguir cualquier moda o estilo, se siente libre por mucho que esté al tanto de las últimas tendencias. Mi opinión al respecto es que se es o no se es, fuera ya de todas las etiquetas y clichés, ya sean hipster, bohos, etc. Ante lo cual pienso que no hay cosa más necia que querer aparentar algo que no se es. Es por eso que muchos de los que ahora van de hipster antes han pertenecido a cualquier otra tribu urbana, que por la moda, o por su entorno han terminado adoptando. El colmo de la desfachatez es ver a todos estos pijos e hijos de papá ir de hipster y alternativos, los pijoflautas, cuando en realidad nada tienen de ello. Véase el ejemplo de Borja Thyssen, que se pasea por Madrid con su barba, camisa de cuadro, jeans y abrigos largos estilo militar, cómo si él fuese un hipster más. En fin…

,